La Ilustración por Max Horkheimer y Theodor Adorno (Dialéctica de la Ilustración)

image

La Ilustración
por Max Horkheimer y Theodor Adorno (Dialéctica de la Ilustración)
«La regresión de las masas consiste en la incapacidad de poder oír con los propios oídos aquello que no fue aún oído, de tocar con las propias manos aquello que no fue aún tocado: la nueva figura de ceguera que sustituye toda ceguera mítica vencida. A través de la mediación de la sociedad total, que invade todas las relaciones y todos los impulsos, los hombres son reducidos de nuevo a aquello contra lo cual se había vuelto la ley de desarrollo de la sociedad, el principio del sí mismo: a simples seres genéricos, iguales entre sí por aislamiento en la colectividade coactivamente dirigida. Los remeros, que no pueden hablar entre sí, se hallan esclavizados todos al mismo ritmo, lo mismo que el obrero moderno en la fábrica, en el cine y en el transporte colectivo. Son las condiciones concretas del trabajo en la sociedad las que imponen el conformismo, y no las influencias conscientes que, adicionalmente, harían estúpidos a los hombres dominados y nos desviarían de la verdad. La impotencia de los trabajadores no es sólo una artimaña de los patrones, sino la consecuencia lógica de la sociedad industrial, en la que se transformó finalmente el antiguo destino bajo el esfuerzo de sustraerse de él.
Hoy, que la utopía de Bacon de «ser amos de la naturaleza en la práctica» se cumplió a escala planetaria, se manifiesta la esencia de la constrición que él atribuía a la naturaleza no dominada. Era el dominio mismo. En su disolución puede ahora agotarse el saber, en el que según Bacon residía sin duda alguna «la superioridad del hombre». Pero ante semejante posibilidad la Ilustración se transforma, al servicio del presente, en el engaño total de las masas.»

Texto con actividades (en gallego)

Curso:

Contenidos: