La encrucijada de Schopenhauer por John Gray (Perros de paja. Reflexiones sobre los humanos y otros animales)

image

La encrucijada de Schopenhauer
por John Gray (Perros de paja. Reflexiones sobre los humanos y otros animales)
«La primera crítica (todavía no superada) del humanismo fue la que hiciera Arthur Schopenhauer. Este combativo soltero, que desde 1833 pasó en Francfort las últimas décadas de su recluida vida, porque consideraba que en esa ciudad «no había inundaciones» (y tenía «mejores cafés», «un dentista habilidoso y médicos menos malos»), llevó el modo en que pensamos sobre nosotros mismos a una encrucijada que aún está por resolver.
Schopenhauer menospreciaba las ideas de emancipación universal que habían empezado a difundirse por toda Europa a mediados del siglo XIX. En términos políticos, era un liberal reaccionario que sólo esperaba del Estado protección para su vida y su propiedad. Veía los movimientos revolucionarios de su época con una mezcla de horror y desprecio —llegó incluso a ofrecer a los guardias que disparaban sobre una multitud durante las manifestaciones populares de 1848 los binóculos que utilizaba en la ópera para que los usaran como mira telescópica para sus rifles—.
En su vida personal, Schopenhauer era cauteloso y sereno. Tenía un sentido muy desarrollado de los peligros de la vida humana. Dormía con pistolas cargadas junto a su cama y se negaba a dejar que su barbero le afeitara el cuello. [Cuentan que en ocasiones insultaba  a su perro llamándole «tú, hombre»,  mientras dirigía malignas miradas a su vecino].
Pero no es la vida o la personalidad de Schopenhauer las que explican el olvido de que ha sido objeto, sino su filosofía, la cual subvirtió las esperanzas humanistas más que ninguna otra.»

Texto con actividades

Curso:

Contenidos: