Hobbes, nuestro gran contemporáneo por John Gray (New Statesman)

image

Hobbes, our great contemporary
por John Gray (New Statesman)
Hobbes, nuestro gran contemporáneo
El autor de Leviatán nunca estuvo interesado ni en la libertad ni en la democracia como fines en sí mismos. En el pensamiento ilustrado siempre hubo una propensión al despotismo.
«De diferentes maneras,  el mayor pensador político moderno y sin duda el que mejor escribió jamás en inglés, nunca malgastó todo su tiempo ponderando cuestiones de autoridad y soberanía. Durante la mayor parte de las dos últimas  décadas de su vida, éste tímido y sin embargo combativo hombre, que murió en 1679 a la edad de 91 años, se consagró a intentar conseguir algo nunca logrado antes o después - cuadrar el círculo.
Parte de su controversia con su acérrimo enemigo, el matemático y clérigo John Wallis, era una ambición característica del cambio de mentalidad de Hobbes. Temeroso y cauto en sus relaciones cotidianas, Hobbes era también un racionalista intrépido con una confianza inquebrantable en el poder de la razón - sobre todo en la suya - para resolver los dilemas humanos inmemoriales. Al escribir sobre su disputa con Wallis, Hobbes declaró: "O soy el único loco, o  soy el único que no está loco. No hay tercera opción que se pueda mantener, a menos que (como tal vez pueda parecer a algunos) estemos todos locos.

Acceder al texto del artículo

Curso:

Contenidos: