Razones para prohibir los ordenadores portátiles en las clases por Dan Rockmore (The New Yorker)

image

The Case for Banning Laptops in the Classroom 
por Dan Rockmore (The New Yorker
Razones para prohibir los ordenadores portátiles en las clases
«Uno de mis colegas en el departamento de ciencias de la computación en Dartmouth recientemente nos envió un e-mail a todos nosotros en la facultad. La línea de asunto decía: "¿Prohibir ordenadores en el aula?" La nota que seguía era una larga frase: "Finalmente vi la luz hoy y propongo que prohibamos el uso de ordenadores portátiles en el aula."
Mientras que el sentimiento del e-mail de mi colega era familiar, la fuente era sorprendente: se trataba de alguien que enseña en una clase de programación, donde los ordenadores son absolutamente esenciales para el aprendizaje y la enseñanza. La sorpresa se convirtió en algo parecido a un shock cuando, en e-mail sucesivos, comprobé que su opinión era compartida por muchos otros en el departamento.
La epifanía de mi amigo llegó después de que levantara la vista desde su atril y viera, una vez más, una audiencia de fundas de portátiles, la otra cara de las cuales se dedicaban a las compras en línea o a las obligaciones de la comunicación mediática social, más que a trabajar los ejercicios de programación. En un momento Network inspirado por Peter Finch, cambió la pantalla de su presentación a un feed de Reddit y se quedó observando algunos titulares futbolísticos. Eso atrajo la atención de todos. 
Prohibí los ordenadores portátiles en el aula después de que se convirtiera en una práctica común llevarlos a la escuela. Cuando creé mi "política de etiqueta electrónica" (como lo llamo en mi plan de estudios), estaba actuando por una intuición basada en la experiencia personal. Siempre me imaginé que, para los tipos de clases de ciencias de la computación y de matemáticas que en general imparto,  que pueden tener un componente teórico significativo, toda ventaja que pueda ser adquirida por tener una máquina a mano, o tenerla disponible para el objetivo principal de tomar notas, era en el mejor de los casos insignificante. Todavía no hemos conseguido que sea fácil teclear frases cargadas de notaciones, por lo que los posibles beneficios eran bajos. Mientras tanto, la tentación para la distracción era alta. Sé que me es difícil mantener la concentración cuando la opción de revisar cualquier distracción momentánea está disponible. Supuse que esto debe ser cierto para mis alumnos, también.»

Artículo completo

Contenidos: