Escuchas telefónicas, quince años de inercia por Nicky Hager (Le Monde diplomatique)

image

Espionnage électronique, quinze ans d’inertie 
por Nicky Hager (Le Monde diplomatique
Escuchas telefónicas, quince años de inercia
Cancelación de un encuentro entre Barack Obama y Vladimir Putin, presiones del gobierno británico sobre un periodista del Guardian: las informaciones proporcionadas por Edward Snowden sobre el sistema de espionaje electrónico de EE.UU. no terminan de crear polémica. Quince años antes, estalló un escándalo semejante sin que los gobiernos llegaran a extraer consecuencias prácticas.
«Autor de una de las filtraciones más notorias de nuestro tiempo, Edward Snowden pasará a la historia por ser quien reveló al mundo la vigilancia absoluta e implacable ejercida sobre Internet. En el espacio de una noche, palabras como "metadatos" (información sobre los datos personales) o "Prisma" (nombre del programa de vigilancia) entraron a formar parte del lenguaje cotidiano.
Esta no es la primera vez que las "grandes orejas" de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (National Security Agency, NSA) saltan a las páginas de actualidad. Hace quince años, causaron ya consternación en todo el mundo después de la publicación de un estudio del Parlamento Europeo declarando que "todas las comunicaciones electrónicas, teléfono y fax [era] interceptadas rutinariamente (1)." Atónito, el público descubrió la existencia de un programa mundial de vigilancia llamado "Echelon" (2). El caso llegó a los titulares en la prensa. Se acusaba al Reino Unido de utilizar la sede del Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ) para espiar a sus vecinos europeos; Microsoft fue culpado por su colaboración con la NSA. El caso culminó con la creación por el Parlamento Europeo de una comisión de investigación.»

Acceder al artículo completo

Curso:

Contenidos: