El animal simbólico por Ernst Cassirer (Antropología filosófica)

El animal simbólico
por Ernst Cassirer (Antropología filosófica)
«La vida es perfecta por doquier, es la misma en los círculos más estrechos y en los más amplios. Cada organismo, hasta  el  más  ínfimo,  no  sólo  se  halla  adaptado  en  un  sentido  vago  sino enteramente  coordinado  con  su  ambiente.  A  tenor  de  su  estructura  anatómica posee un determinado sistema “receptor” y un determinado sistema “efector.” El organismo  no  podría  sobrevivir  sin  la  cooperación  y  equilibrio  de  estos  dos sistemas.  El  receptor  por  el  cual  una  especie  biológica  recibe  los  estímulos externos  y  el  efector  por  el  cual  reacciona  ante  los  mismos  se  hallan  siempre estrechamente entrelazados. Son eslabones de una misma cadena, que es descrita por Uexküll como “círculo funcional”.
No  puedo  entretenerme  en  una  discusión  de  los  principios  biológicos  de Uexküll;  me he referido únicamente a sus conceptos y a su terminología con el propósito  de  plantear  una  cuestión  general.  ¿Es  posible  emplear  el  esquema propuesto  por  Uexküll  para  una  descripción  y  caracterización  del  mundo humano?  Es  obvio  que  este  mundo  no  constituye  una  excepción  de  esas  leyes biológicas que gobiernan la vida de todos los demás organismos. Sin embargo, en el mundo humano encontramos una característica nueva que parece constituir la marca  distintiva  de  la  vida  del  hombre.  Su  círculo  funcional  no  sólo  se  ha ampliado cuantitativamente  sino que ha sufrido también un cambio cualitativo. El hombre, como si dijéramos, ha descubierto un nuevo método para adaptarse a su ambiente. Entre el sistema receptor y el efector, que se encuentran en todas las especies  animales,  hallamos  en  él  como  eslabón  intermedio  algo  que  podemos señalar como sistema “simbólico”. Esta nueva adquisición transforma la totalidad de la vida humana.»

Texto con actividades

Contenidos: