Los estoicos por Luciano de Crescenzo (Historia de la filosofía griega)

image

Los estoicos
por Luciano de Crescenzo (Historia de la filosofía griega)
«Epicteto nació en Frigia [Turquía], alrededor del 50 d. C. y fue hecho esclavo y llevado a Roma cuando aun era un niño.
Sobre Epicteto florecieron multitud de anécdotas. Entre ellas hay una que echa luz sobre el carácter de los estoicos. Epafrodito, su amo, queriéndolo castigar por algún motivo, le retuerce una pierna.
-¡Mira que rompe! le advierte al filósofo, pero el amo no le hace caso.
-¡Mira que rompe! repite de nuevo el desgraciado.
En un determinado momento se oye un crac.
-¡Te dije que rompería! comenta Epicteto sin cambiar el tono de voz.
El primer maestro de Epicteto fue el caballero Gayo Musonio Rufo que en una época en que los cives romani se sentían orgullosos, antes que nada, de su romanidade, iba diciendo por ahí que todos los pueblos de la tierra eran iguales: a menudo volvía a su casa por la noche un tanto maltrecho a causa de los golpes recibidos. Epicteto, también una vez obtenida la libertad, se puso a predicar en la plaza pública. «¿Quieres filosofar?», decía Epicteto, «Prepárate para ser insultado. Pero debes saber que los mismos que hoy se ríen de ti, mañana se convertirán en admiradores tuyos.» Claro que en el año 89 el emperador Domiciano, en vez de admirarlo, lo expulsó, junto con todos los restantes filósofos, y el pobre Epicteto terminó en Nicópolis, en Epiro, donde fundará su primera escuela estoica.»

Documentos: