Los fines de Aristóteles. El propósito de la vida por Nicholas Fearn (Zenon and the tortoise)

image

Los fines de Aristóteles. El propósito de la vida
por Nicholas Fearn (Zenon and the tortoise)
«Aristóteles no tuvo un único método que aplicó a toda su filosofía. Pensaba que cada ámbito de estudio posee sus propios procedimiento de investigación y principios de exactitud. Como escribió refiriéndose a la ética,
"Nuestra exposición será suficientemente satisfactoria, si es presentada tan claramente como lo permite la materia; porque no se ha de buscar el mismo rigor en todos los razonamientos, como tampoco en todos los trabajos manuales."
No obstante, Aristóteles tenía una idea que creía que podía ayudar a explicar muchas cosas, desde el movimiento de los cuerpos celestes hasta el comportamiento de los seres humanos: la teleología. Era la noción de que el presente puede comprenderse por referencia al futuro. La naturaleza de una cosas -sea una bellota o un hombre- estaba inextricablemente ligada a su telos, su meta u objetivo final. El fin último de un objeto determina su naturaleza, y esa naturaleza consecuentemente lo dirige hacia su fin. El fin de una bellota, por ejemplo, es un roble, y sólo podemos comprender la bellota por referencia a lo que potencialmente puede llegar a ser. Las bellotas, por otra parte, sólo se convierten en robles, nunca en abetos o manzanos; sin embargo, se alimentan de la misma agua y suelo que otras especies. Según Aristóteles, es el fin de la bellota, expresado en su constitución, lo que constituye la diferencia. Los seres humanos tienen también un fin último y, si pudiéramos comprender cuál es, estaríamos en mejor disposición para cumplirlo.»

Texto con actividades (en gallego)

Contenidos: